Las técnicas y métodos de relajación son procedimientos, disciplinas o actividades que nos ayudan a reducir el exceso de activación física y mental, regulando los niveles de estrés, y ayudándonos a gestionar los desequilibrios entre el sistema simpático (nos activa) y parasimpático (nos relaja).

Existen múltiples técnicas y muy diversas, y en función de cada persona algunas resultarán más efectivas o necesarias que otras. Existen, por un lado, aquellas que parten del ejercicio físico, las que requieren un estado de quietud, pasando por las que inciden en la respiración, o en la actividad mental.

Las mejores propuestas serán las que cuentan contigo y con tu forma de vida con el objeto de desarrollar hábitos saludables y duraderos.  Por ello, debemos tener en cuenta tus necesidades específicas, preferencias, estado de forma física y forma de reaccionar ante el estrés.

En la mayoría de los casos, una combinación de diversas técnicas será lo más eficaz para mantenerte motivado, centrar tu mente y redirigir los pensamientos diarios que te impiden relajarte.

Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios
Dr. Mario Alonso Puig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s