La música ha demostrado poderosos efectos para nuestra psique. Prácticas como la musicoterapia emergen de la reivindicación de estos efectos y demuestran de qué manera la música (o ciertos tipos de música) puede sanar e influir enormemente en nuestro equilibrio y armonía.

La responsabilidad del artista como sanador es una cuestión a explorar que puede beneficiar a muchos, y por ello, vale la pena tomar conciencia de ello, a fin de impulsar la capacidad de la expresión artística para acercarnos a lo esencial, y a la conexión con uno mismo.

Se ofrece un servicio de formación para todos aquellos profesionales del ámbito de las artes escénicas que quieran ampliar sus capacidades de expresión y control del cuerpo, así como su conciencia corporal.

Reivindicando la responsabilidad del artista, mi objetivo es el de acompañar para incrementar su potencial, mediante técnicas que nos permitan profundizar en la toma de consciencia de uno mismo. Poniendo el énfasis en el trabajo con el cuerpo, trabajo la presencia en el escenario estudiando el lenguaje no verbal vinculado a los estados emocionales, y de qué manera podemos incrementar la armonía entre artista y público para ese efecto sanador, maximizando cualitativamente la expresión artística y en definitiva, esos efectos curativos del arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s