Cualquier dolor emocional que experimentes dejará un residuo de sufrimiento que permanecerá en ti. Este dolor acumulado es un campo de energía negativa que ocupa tu cuerpo y tu mente. El cuerpo de dolor está constituido por energía vital atrapada. Eckhart Tolle

LIBERAR DE EMOCIONES ATRAPADAS

Las emociones atrapadas son emociones que se han enquistado, es decir, que se han quedado atrapadas en una parte concreta del cuerpo y no se han liberado, formando así un bloqueo que impide que fluya nuestra energía correctamente, limitándonos.

Utilizo la kinesiología holística y diferentes técnicas de conciencia corporal y energética para identificar estas emociones, en qué momento quedaron atrapadas, en qué parte del cuerpo se alojaron y así poder liberarlas con imanes.

Realizo de las sesiones sentada frente a frente (sin camillas ni escritorio de por medio) acompañando a la persona a realizar su toma de conciencia dentro de su proceso personal. Una manera sencilla y respetuosa de liberar carga emocional que ya no es necesaria y nos limita a diferentes niveles.

 

¿Cuándo acudir a una sesión de emociones atrapadas?

Por síntomas físicos: agotamiento, problemas de la piel, alineación corporal, dolores que escapan de diagnósticos médicos, alergias, etc.

Síntomas emocionales: vacío existencial, falta de motivación, necesidad de enfoque, malestar generalizado sin ubicar su origen.

Procesos de vida: búsqueda de embarazo, nuevas etapas, repetición de patrones.

 

¿Cuáles son los pasos estándar de una sesión de LEA?

  1. Averiguar la prioridad de lo que está limitando a la persona.
  2. Detectar qué emoción, en qué momento ha quedado atrapada y en qué parte del cuerpo.
  3. Toma de conciencia y liberación.
  4. Comprobación
  5. Cierre

 

¿Cuáles son los efectos posibles de una terapia de liberación de emociones atrapadas?

*Ligereza, sensación de alivio

*Desbloqueo y reconexión, regreso del flujo de energía

*Despiertan capacidades que habían estado bloqueadas.

*Sensación de haberse quitado un gran peso de encima

*Se abre la visión

 

¿Cuál es el número de sesiones ideal?

Dependiendo de cada persona se recomienda de una a tres sesiones, las cuales se realizarán según el ritmo de cada quién. Es importante aclarar que una vez liberada una emoción no es necesario volver a tratar la misma. El trabajo continuaría en relación a otras emociones y otros síntomas.

Anuncios